Un año con 2.3Kw de potencia contratada

Inicialmente cuesta un poco cambiar algunos hábitos para evitar simultanear electrodomésticos de alto consumo, pero con el tiempo os aseguro que  se consigue sin pensar.

La mayoría de los electrodomésticos que enfrían o calientan tienen los picos más altos al arranque, si además podemos regular la temperatura conseguiremos minimizarlo. Por ejemplo, un aire acondicionado enfriando a 20 grados se dispara el consumo, pero a 24º o 25º puede comenzar consumiendo como cualquier electrodoméstico normal y consigues el mismo resultado con algo más de tiempo pero con un consumo controlado.

Las vitrocerámicas de inducción suelen cambiar de consumo constantemente durante el uso, así que el ICP no lo considera como consumo continuo. Podemos tenerla en marcha junto con algo que consuma bastante que no salta el ICP.

Con la Discriminación Horaria es recomendable poner lavadoras, secadoras y lavavajillas dentro de la franja económica porque esa hora o dos horas de consumo se nota el precio, aunque el mayor consumo siempre sea en los primeros 10 – 15 minutos desde el arranque.

En alguna ocasión nos ha saltado el ICP y de hecho tuve que pedir cambiarlo porque no siempre rearmaba desde el cuadro. Lo reporté a EDP y me lo cambió Iberdrola sin coste. Ahora si lo hago saltar adrede (rarísima vez nos salta sin querer) simplemente bajando 3 segundos el diferencial y volviéndolo a levantar (aún teniendo los consumos altos en marcha) rearma.

En cuanto a bombillas poco a poco he dejado casi todo con LEDs. Los halógenos hay dos opciones, LEDs directos a 220V o LEDs con transformador. Como yo tenía cada halógeno con transformador y un transformador soporta unos 120W más o menos he intentado agruparlos al máximo (por ejemplo una tira de 8 halogénos en un transformador) ya que sino, aunque un LED consuma 10-12W hay que sumarle unos 10W más por transformador que además hace consumo residual. Lo recomendable son LEDs directos a 220V.

Aquellas luces que uso puntualmente y durante cortos espacios de tiempo iré cambiándolas según se fundan ya que aunque consumen mucho es tan breve, incluso ocasional el uso que les doy que no me merece la pena cambiar.

El termo eléctrico programado 2/3 horas por la mañana y 2/3 por la tarde-noche coincidiendo con las duchas es perfecto ya que usarlo mientras está en marcha te aseguras toda el agua caliente necesaria y que reponga algo. Si te duchas fuera de estos periodos, 1 o 2 duchas rápidas aguanta el acumulador de 80 litros, sobretodo los meses de verano.

A continuación os muestro el gasto de luz y gas desde 2016, como veréis he conseguido reducir hasta la mitad el importe en 2018 teniendo ya todo el año a 2.3Kw y también se nota la reducción en 2017 ya que los últimos 4-5 meses de 2017 tenía esta potencia.

Gracias de nuevo a DomoElectra por sus vídeos explicativos que terminaron de convencerme a hacer el cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *